#FollowMyDay
en Berlin

Sarina Gallati

Auxiliar de vuelo (19 años, en SWISS desde 2016)

Sarina Gallati trabaja desde julio del año 2016 en SWISS. Ya la primera vez que pasó una noche en Berlín la auxiliar de vuelo se quedó entusiasmada: « ¡En esta ciudad se pueden experimentar un montón de vivencias, incluso en estancias muy cortas!» Por eso, Sarina ha recopilado esa información para que disfrutemos de un día perfecto en Berlín.

Parece ser que en la capital alemana se pueden hacer prácticamente mil cosas a la vez. Sarina ha aceptado este reto y ha compactado gastronomía, cultura e incluso deporte en un único día.

SWISS vuela a Berlín desde Zúrich (ZRH) diariamente. Desde el aeropuerto de Berlín Tegel (TXL) llegaremos a nuestro destino en la ciudad muy fácilmente, en tranvía o en metro.

08:30

La jornada de Sarina empieza en el Crewhotel, que destaca por un desayuno con amplia variedad de panes, cereales, frutas y platos preparados a base de huevo.

derkuchenladen.jpg

10:00

Si preferimos desayunar en un lugar diferente al hotel, deberíamos acudir a la cafetería Der Kuchenladen en el barrio de Charlottenburg. «Esta acogedora pastelería dispone de una extensa selección de tartas y pasteles», confiesa Sarina. «Seguro que hay algo para todos los gustos.»

11:00

Para Sarina la primera hora de la mañana está reservada al deporte. El itinerario que elige para practicar running discurre también por los lugares emblemáticos más famosos de Berlín:

El punto de partida es el Jardín Zoológico.

potsdamer_platz.jpg

11:20

La ruta pasa luego por Potsdamer Platz, una plaza que no sólo es un nudo de comunicaciones, sino que también representa el foco de la actividad comercial de la capital alemana.

11:30

Desde aquí se llega atravesando el inmenso parque Tiergarten al lugar quizás más famoso: la Puerta de Brandeburgo.

holocaust.jpg

11:35

Por cierto que muy cerquita, descubrirá el memorial del Holocausto, compuesto por 2.711 bloques de hormigón.

checkpointcharlie.jpg

11:50

La suntuosa avenida "Unter den Linden" conduce a Sarina hacia el Checkpoint Charlie, donde finaliza su carrera.

Obviamente, a estos lugares emblemáticos también se puede llegar en metro o incluso en bicicleta ;-)

13:00

¡Hora de comer! Y en Berlín, la comida es objeto de tendencia: «Por todos lados se puede degustar comida vegana», relata entusiasmada Sarina. Desde ferias al aire libre de comida vegana, pasando por helados veganos: ¡en Berlín encuentras de todo! El favorito de Sarina es BagYard, en la calle Budapester Strasse. «Aquí se puede probar comida rápida vegana a un precio moderado.»

eastsidegallery.jpg

14:30

Cargados de energía seguimos nuestro recorrido hacia los restos del Muro de Berlín. La exposición gratuita East Side Gallery en el barrio de Friedrichshain aúna historia y arte: «Resulta sobrecogedor contemplar los numerosos dibujos y grafitis.»

urbanspree.jpg

16:00

Visitando Urban Spree queda patente que los berlineses saben lo que es disfrutar. A Sarina le encanta «relajarse aquí y alejarse por unos momentos de todo el ajetreo urbano.» El recinto dedicado al arte recoge actividades relacionadas con la cultura urbana con numerosos conciertos, exposiciones y talleres. «Cuando el tiempo es bueno, merece la pena dar un paseo por el margen del río Spree.»

18:00

En el barrio Neukölln, el Klunkerkranich, un espacio con una huerta ubicado en una azotea, es el rincón perfecto para contemplar una puesta de sol y disfrutar cómodamente de un aperitivo al son de la música que pinche el DJ.

neni_square.jpg

20:00

En NENI, uno de los restaurantes más demandados, deleita el paladar de sus comensales con una gran variedad de delicias orientales. «Es este local es imprescindible reservar con antelación», aconseja Sarina.

23:00

Justo enfrente, en el 10º piso del 25hours-Hotel nos espera el bar de copas Monkey Bar, una última recomendación para esta jornada. El bar de copas ostenta este divertido nombre porque durante el día se puede observar desde aquí el recinto de los monos del zoo. «Por las noches, contemplar las vistas de la silueta de Berlín resulta absolutamente increíble.»