#FollowMyDay
en San Francisco

Judith Haschert

Auxiliar de vuelo (32 años, en SWISS desde 2012)

Judith Haschert trabaja desde marzo del año 2012 en SWISS. Como su familia y amigos viven en California, puede combinar perfectamente lo personal con lo profesional: «En San Francisco siempre me reúno con mis seres queridos.» Judith es vegana y constantemente anda buscando tendencias alimentarias. Ha recopilado esa información para que disfrutemos de un día perfecto en San Francisco.

Esta ciudad de ensueño en California siempre resulta fascinante para quien la visita: ya sea en cultura, gastronomía, arte o tecnología, San Francisco desprende una inspiración prácticamente ilimitada. Pero, ¿qué experiencias hay que vivir imprescindiblemente si se dispone de poco tiempo en San Francisco?

SWISS vuela a San Francisco desde Zúrich (ZRH). Desde el aeropuerto internacional de San Francisco (SFO) se tarda una media hora larga hasta el centro.

08:00

Un desayuno equilibrado es justo lo ideal para empezar la jornada: en Jane on Larkin sirven «la tostada con aguacate más deliciosa que jamás he probado.» Judith la acompaña con un té verde, un zumo recién exprimido y unos sensacionales cereales granola con frutas rojas frescas y leche de almendra. «Si prefiere el pan crujiente, seguro que encuentra algo en esta panadería con productos de elaboración propia.»

09:00

¿Ha probado alguna vez un cruffin? Pues justo enfrente, en Mr. Holmes Bakehouse, se sirve esta mezcla exclusiva de cruasán y muffin. «Siempre me da mucha envidia», nos confiesa Judith. Y es que (aún) no incluyen cruffins veganos en su oferta. Aquí lo que cuenta es no dejar pasar la ocasión: y es que la venta de cruffins está limitada a dos unidades por persona.

09:30

Andando se llega hasta Downtown o parte baja de la ciudad, hacia el mercado de productores Farmers Market que se ubica en Ferry Building, en el puerto. En la legendaria Market Street obviamente lo que también toca es ir de compras. En Farmers Market Judith va probando todo aquello que se cruza en su camino en los puestos del mercado: «Por supuesto que no puede faltar la kale o col rizada.» Esta verdura "milagrosa" ya se incorporó a la dieta americana hace tiempo. Por cierto, que para hacer un breve descanso saboreando un café, lo ideal es ir a Blue Bottle Coffee. «Sin embargo, los entusiastas del helado no podrán pasar de largo por Humphry Slocombe sin hacer una paradita.»

11:30

Saliendo del mercado, un agradable paseo discurre desde el embarcadero hasta el famoso Fisherman’s Wharf donde a pesar de la gran congregación de gente se pueden divisar la isla de con la prisión de Alcatraz y el puente Golden Gate. Justo al lado, en Ghiradelli Square, las vistas del embarcadero y de la bahía son espectaculares, según Judith. Y además, «en este lugar se venden los souvenirs probablemente más bonitos de toda la ciudad.»

juiceshop.jpg

Pero si ahora lo que apetece es probar un cruffin, podemos combinarlo con un zumo natural del establecimiento Juice Shop en Ghiradelli Square y, así, recargar las pilas.

13:00

Ya hambrientos nos dirigimos a ROAM Artisan Burgers en la Union Street. «Aquí puedo diseñar mi propia hamburguesa vegana», relata entusiasmada Judith. Además de una tortita de quinua, no pueden faltar el aguacate, las cebollas caramelizadas y las patatas fritas a base de boniato.

goldengatebike.jpg

14:30

Es el momento de hacer una ruta en bicicleta: «De vuelta a Fisherman’s Wharf se puede alquilar una bicicleta y lanzarse a cruzar el puente Golden Gate.» La recompensa es poder contemplar al otro lado unas sensacionales vistas de San Francisco. Finalmente, volveremos en ferry para entrar de nuevo por la bahía donde está el Ferry Building.

14:30

Si preferimos quedarnos en la ciudad, nada mejor que explorar el Mission District a pie o en bicicleta. «Aquí se descubren sofisticadas cafeterías y tiendas por todos los rincones» ha podido constatar Judith. La ruta se puede ampliar con una visita a las casas de estilo victoriano Painted Ladies, famosas por la serie televisiva «Full House», en el barrio Hayes Valley.

19:30

El sushi en San Francisco supone para Judith toda una memorable experiencia. Con el servicio Uber se llega rápidamente a la calle Catorce donde se ubica Shizen Vegan Sushi Bar & Izakaya. Aquí encontrará todo lo que el sibarita de la gastronomía japonesa pueda anhelar. Pero el tiempo de espera para conseguir mesa no es poco: «los treinta minutos no son ninguna rareza», nos confirma Judith. Por otro lado, no se admiten reservas. « ¡No obstante, la espera merece la pena!»

21:30

El local El Techo, en una azotea, en el barrio latino de Mission District es el lugar ideal para finalizar la jornada en San Francisco disfrutando de una copa. Judith aprovecha el paseo hasta el bar de copas para relajarse después de la cena. «En este barrio uno se encuentra con una vistosa amalgama de gente.» Y si ya avanzada la noche, volviéramos a sentir hambre, podemos saborear aquí alguna de las tapas que se sirven, o un plato de comida latina a pie de calle.