#FollowMyDay
en San Francisco

DANIEL SONNLEITNER

Auxiliar de vuelo (33 años, en SWISS desde 2016)

Entre Daniel y San Francisco, ¡la cosa fue amor a primera vista! El auxiliar de vuelo de 33 años de edad trabaja en SWISS desde 2016, y esto le permite visitar regularmente su ciudad favorita: «Para mí, ¡cada vuelo es como volver a casa!» SWISS vuela a San Francisco (SFO) desde Zúrich (ZRH) dos veces al día.

La metrópoli se encuentra en la Costa Oeste de California, y gracias al tiempo estable del que se disfruta allí durante todo el año, puede ser visitada en cualquier época. Sin embargo, una visita en otoño resulta especialmente recomendable, ya que en verano las temperaturas pueden descender hasta resultar muy frías y puede haber mucha niebla. Aparte de su símbolo más famoso —el Golden Gate– en San Francisco hay mucho que ver: las empinadas calles con los tranvías históricos, un sinfín de muelles, así como las típicas casas victorianas.

1_anflug.jpg

2_cablecar.jpg

3_frühstück.jpg

No en vano se dice eso de que el desayuno es la comida más importante del día. En el Cafe Eight AM uno tiene tiempo más que suficiente para celebrar por todo lo alto el desayuno de 7 a 14 horas. Dulce o salado... aquí no hay que prescindir de nada. Daniel se decanta claramente por la primera opción; sus favoritos son los crêpes dulces y el parfait de Nutella y muesli con yogur, muesli, fruta fresca y, por supuesto, un montón de Nutella. «Aquí lo tienes todo para empezar el día de maravilla», afirma Daniel con entusiasmo.

4_telegraphhill.jpg

5_telegraphhill_aussicht.jpg

A unos 20 minutos a pie del Cafe Eight AM se encuentra Telegraph Hill, una de las muchas colinas que caracterizan la imagen de San Francisco. «¡Menos mal que he tenido un desayuno tan copioso, la subida es bastante agotadora!», comenta Daniel con humor. En el punto más alto de Telegraph Hills se encuentra Coit Tower, una torre de 64 metros de altura con vistas panorámicas. Quien supera más de 500 escalones es recompensado con unas vistas fantásticas de los barrios colindantes. «Con cielo raso como hoy, es posible divisar hasta los extremos opuestos de la Bahía hacia Sausalito, Berkeley u Oakland. ¡Impresionante!», exclama Daniel.

6_chinatown.jpg

7_chinatown.jpg

8_cablecar2.jpg

A continuación, nos dirigimos hacia China Town. De camino, Daniel se pide un café para llevar en el Cafe Trieste. Como la cafetería se encuentra junto al barrio Little Italy , bebe auténtico café italiano. A Daniel le encanta el ambiente algo anticuado pero con encanto: «Trieste es una auténtica joya lejos de las grandes cadenas de cafeterías que dominan el entorno! Eso sí, cuidado, porque aquí solo se puede pagar en metálico». Con un café en la mano, va paseando tranquilamente por las calles de China Town —un paraíso para los coleccionistas de cacharritos y souvenirs de todo tipo. En un rincón de la calle uno ve grafitis multicolores y puestos de comida que ofrecen platos auténticamente cantoneses. «El ‘choque de culturas’ total: de repente, ¡uno se siente como si estuviera en el corazón de China! Tan solo el Cable Car nos recuerda que estamos en San Francisco».

10_switzerland.jpg

pier.jpg

China Town queda a un paso del Pier 17, conocido también como Pier of Switzerland o el muelle de Suiza, ya que es aquí donde se encuentra el Consulado general suizo y otras empresas helvéticas de gran renombre tienen también su sede. Además, también encontramos el museo de ciencias Exploratorium: «Una buena sugerencia para los días de lluvia: ¡los experimentos de acceso público son muy interesantes!». Desde el muelle puede verse el Bay Bridge , el hermano pequeño del Golden Gate.

12_ggb.jpg

13_ggb.jpg

14_ggb.jpg

Hablando del Golden Gate... cuando Daniel habla del lugar más emblemático de San Francisco, se le iluminan los ojos: «No importa el poco tiempo que me quede por aquí... siempre vengo a este puente. A pie, en bici o con el coche... ¡esta maravilla arquitectónica siempre me impresiona! ¿Sabíais que el puente Golden Gate es una de las siete maravillas modernas del mundo?» Si bien la clásica vuelta en bicicleta recomendada en todas las guías turísticas de San Francisco a Sausalito es un valor seguro, Daniel recomienda hacer el recorrido opuesto. Va en taxi hasta el mirador Battery Spencer. «Con buen tiempo, ¡las vistas son impresionantes desde aquí! Y cuando está nublado, también se puede ver cómo los pilares del puente sobresalen entre la niebla».

15_torpedo.jpg

De vuelta a la ciudad, nos queda tiempo suficiente para pasar un momento por el Torpedo Wharf, que según Daniel es uno de los mejores puntos para sacarse fotos de recuerdo con el puente de trasfondo. «Con un poquito de suerte, desde aquí incluso es posible observar a las ballenas en la Bahía de San Francisco, que suelen encontrarse entre el Golden Gate y la isla de Alcatraz».

18_sunrise.jpg

A punto para disfrutar de la puesta de sol, Daniel nos lleva a otro punto con grandes vistas: al Cityscapes, un bar situado en la 46a planta de un rascacielos. El sol que se va poniendo sobre el Golden Gate y las luces que se van iluminando en la ciudad crean un ambiente único a 150 metros de altura: «Desde aquí, ¡el Apéro nos parece el doble de bueno!»

En caso de que después nos entre hambre, Daniel recomienda la hamburguesería Roam Artisan. «Aquí, los amantes de las hamburguesas siempre encontrarán algo de su gusto: una clásica de ternera o pollo, una vegetal o algo inusitado, de reno. ¡Todo ello acompañado por unas impresionantes patatas fritas o sobre cuna de calabacín y cebolla!» Un broche de oro para terminar este día rebosante de momentos inolvidables.