#FollowMyDay
en Chicago

Anne Cotting

tripulante de cabina (24 años, en SWISS desde 2013)

Anne Cotting lleva algo más de tres años trabajando para SWISS. Lo que convierte el empleo de Anne en algo perfecto no sólo son las vistas espectaculares y el trato diario con el público, sino también le encanta la posibilidad de explorar las más variadas ciudades. Y Chicago siempre ha sido una de sus preferidas. En una ocasión, uno de los pasajeros facilitó a Anne una larga lista de consejos e información privilegiada sobre la gran urbe. «Gracias a eso he descubierto algunos lugares maravillosos y Chicago me ha encandilado aún más si cabe.»

Chicago es la tercera ciudad más grande de los Estados Unidos. A mediados del siglo XIX se convirtió en una de las ciudades comerciales más importantes del momento. Es famosa, p. ej., por su moderna arquitectura y está considerada la cuna de los rascacielos. Lo recomendable es visitar Chicago en otoño, ya que el tiempo acompaña y los días son aún largos. Pero si a uno no le importa desafiar al frío, también estará encantado en invierno: «Patinar sobre hielo en el parque Maggie Daley en la pista de 400 metros Skating Ribbon es algo que definitivamente nadie debería perderse», asegura Anne. SWISS vuela a Chicago (ORD) a diario desde Zúrich (ZRH).

img_9224.jpg

img_8138.jpg

img_8512.jpg

img_8165.jpg

img_8125.jpg

07:00

Gracias al jet lag no cuesta trabajo levantarse prontito. Anne recomienda visitar el parque Millennium incluso antes de desayunar. La atracción turística cuenta con una superficie de más de 99.000 metros cuadrados y la encontrará extremadamente concurrida casi en cualquier momento del día. A no ser que se esté lo suficientemente pronto allí: «¿Existe algo más bello que contemplar el parque al amanecer teniéndolo para uno solo?» La clásica instantánea turística junto a la escultura «Cloud Gate», también llamada «The Bean», aún sale mejor a esta hora.

img_6495.jpg

09:00

Después de sobreponerse a las primeras impresiones del día, pasaremos a disfrutar de un equilibrado desayuno. Un viaje a West Loop se ve recompensado con «una estupenda granola casera, una mezcla de copos de avena, otros cereales y frutos secos, además del mejor café del mundo». Gracias al interiorismo singular y a la atmósfera acogedora en «The Allis» se puede disfrutar plenamente de la comida más importante del día. El Soho House-Club también se ubica en el mismo edificio. «A quien después de comer, además le apetezca espontáneamente conocer un bar con azotea o una barbería, tiene aquí la oportunidad de hacerlo.»

img_7414.jpg

img_8124.jpg

10:00

Cargados de energía, podemos emprender la subida a las alturas. En marcha hacia Willis Tower: el edificio más alto de Chicago y el segundo de EE.UU. En el piso 103 se ubica el «Skydeck» con su mirador de cristal, famoso en todo el mundo. En el invierno esta visita resulta aún más peculiar, opina Anne: «Desde arriba se ve la ciudad cubierta de nieve, resulta increíblemente bella.»

img_8120.jpg

11:00

Desde el edificio más elevado de Chicago salimos directamente hacia el río Chicago: «el paseo en barco no sólo es muy divertido, sino que además resulta muy informativo.» Desde el río se puede contemplar y fotografiar la singular arquitectura de Chicago particularmente bien.

12:30

En Chicago, comer hamburguesas es casi obligatorio. Por eso, a la hora del almuerzo hay que acercarse a «Au Cheval», que atrae a numerosos comensales con un moderno encanto industrial. «Además de un interiorismo muy peculiar, el local se conoce por sus hamburguesas, típicamente americanas. Absolutamente deliciosas», relata entusiasmada Anne.

img_1382.jpg

14:00

Cuando se almuerza así de bien, lo mejor es dar un buen paseo luego para hacer la digestión. Precisamente la mejor forma de descubrir Chicago es recorriéndola andando. «Ya sea en una acogedora cafetería o en sus fantásticas tiendas: ¡desde luego que aquí nadie se aburre!» Otra opción es decantarse por algo con un poco de acción. En ese caso, no hay nada como acudir a uno de los partidos de baloncesto de los Chicago Bulls. «¡El ambiente que flota en los partidos de la NBA es algo que hay que haber respirado alguna vez!»

img_8167.jpg

img_4146.jpg

17:30

¿Qué puede haber más bello que contemplar la ciudad con toda tranquilidad sobrevolándola? ¿Y encima a vista de pájaro? La escuela de aviación en el aeropuerto Midway oferta vuelos turísticos privados, tanto en avión como en helicóptero, y a precios asequibles. Para Anne, es una actividad obligatoria en cualquier visita: «Una de las imágenes más bellas es cuando se sobrevuela la ciudad durante el crepúsculo y se distingue su silueta desde ahí arriba.» Incluso ha tenido la oportunidad de pilotar ella misma: «El verano pasado tuve mi primera clase práctica en Chicago. Desde el aeropuerto Midway sobrevolando la ciudad hasta el lago Míchigan y la vuelta. ¡Toda una aventura!»

19:30

Para la cena, recomiendo el «Fulton Market Kitchen». Este local constituye una mezcla de restaurante, bar de copas y galería de arte. Los diferentes artistas locales exponen aquí sus obras. «Aunque la comida resulta algo cara, la verdad es que es muy sorprendente. Siempre se descubre algo nuevo.»

img_7454.jpg

21:00

El broche final de una jornada tan intensa en Chicago lo pone definitivamente una visita del «Blue Chicago». Aquí todo gira en torno a la música. A Anne le encanta este bar de copas: «El ‹Blue Chicago› es el bar de copas de blues más famoso de la ciudad. Cada noche tocan grupos geniales en directo. ¡Simplemente impresionante!»