#FollowMyDay
en Johannesburgo

TIM SCHNEIDER

Tripulante de Cabina de Pasajeros (22 años, en SWISS desde 2017)

Johannesburgo siempre merece una visita, opina Tim, quien gracias a su trabajo como Tripulante de Cabina de Pasajeros en SWISS tiene la oportunidad de visitarla varias veces al año. Debido a su ubicación en el hemisferio sur, las estaciones cambian en Sudáfrica de forma complementaria a las de Europa, por lo cual el sur de África resulta especialmente apropiado para huir del invierno europeo. Aunque las temperaturas son suaves durante todo el año, en verano, es decir entre los meses de octubre a abril, hay que prever aguaceros y tormentas.

Johannesburgo no es un destino clásico. Casi siempre, los turistas la incluyen como escala en su itinerario hacia Ciudad del Cabo, o hacia los parques nacionales, como por ejemplo el Parque Nacional Kruger. Injustamente, según la opinión de Tim, quien nos muestra todo lo que la localidad puede ofrecer. SWISS vuela a Johannesburgo (JNB) a diario desde Zúrich (ZRH).

johannesburg_0014_wing shot v2.jpg

johannesburg_0002_ballonfahrt teil 1.jpg

¡Madrugar merece la pena! Tim se desplaza al rayar el día al distrito de Randburg que se ubica a unos 10 km al noroeste del centro urbano. Contemplar el amanecer sobre el dilatado paisaje estepario, es la mejor manera imaginable de empezar el día. El aire está aún limpio y se pueden observar los gigantescos globos aerostáticos de colores durante el despegue, el vuelo y el aterrizaje. Un espectáculo inigualable.

johannesburg_0000_zwei türme.jpg

Para quienes dejen que se les peguen algo las sábanas, Tim sugiere una visita a Klipspruit, en el barrio de Soweto. A partir de las diez de la mañana se puede admirar a valientes entusiastas del puenting, obviamente sin miedo a las alturas. Y quien sea suficientemente intrépido, puede apuntarse a los audaces saltos, tirándose al vacío. Pero hasta el momento, Tim no se ha atrevido a hacerlo: «Me encanta mirar a los otros, pero ¡yo mismo prefiero no arriesgarme!»

johannesburg_0013_burger.jpg

johannesburg_0012_terrasse.jpg

Para el almuerzo, Tim sugiere acercarse al Four Seasons Hotel en Westcliff. Aquí lo espectacular no solo es la comida, sino también la arquitectura y el panorama: «mi plato preferido es la Beef Burger sudafricana con Sweet Potato Fries. Y antes toca degustar una sopa de zanahorias con jengibre. Todo ello acompañado de las extraordinarias vistas. ¡Fabuloso!»

johannesburg_0016_giraffe.jpg

johannesburg_0017_zebra.jpg

De esta forma, Tim se lanza a su programa de la tarde cargado de energía: una excursión a la reserva Lion & Safari Park Broederstroom donde apenas tarda en llegar. Leones, jirafas, cebras, hienas, leopardos… La impactante fauna salvaje de África se puede contemplar aquí desde muy cerca durante una visita guiada o conduciendo nuestro propio coche. Tim comenta entusiasmado: «¡Es una experiencia singular poder ver a los animales tan de cerca y en su propio hábitat!»

johannesburg_0010_fleisch.jpg

Después de una larga tarde encumbrada con tantas impresiones, regresa a la ciudad. Lo que le apetece entonces a Tim es disfrutar de una cena típicamente sudafricana. Nos recomienda el restaurante Grillhouse Sandton, un paraíso para los devotos de la carne. La sugerencia de Tim: «Hay que probar los platos típicos del país, como la carne de avestruz, de cocodrilo o de gacela saltarina. Si todo ello lo acompañamos de un caldo sudafricano: ¡simplemente será una noche perfecta!»

johannesburg_0011_wasserspiel.jpg

Satisfecho y feliz, Tim emprende un paseo nocturno por la Nelson Mandela Square. Durante el día, aquí también hay mucho movimiento, explica. «Pero es por la noche cuando se puede vivir toda una experiencia deambulando por sus calles iluminadas y contemplando sus casas.» Durante estos paseos, a menudo, Tim entabla conversación con los vecinos. «A pesar de su terrible historia, la gente aquí es muy abierta y siempre encuentra algún motivo para echarse unas risas.» Esta franqueza, que a Tim se le antoja característica del espíritu de la gente del lugar, es uno de los motivos por los que siempre vuelve a Sudáfrica desde que cumplió los 16 años.