#FollowMyDay
en el Campeonato Mundial de Esquí Alpino de esquí de la FIS

Robert Emeri

Piloto (57 años de edad, 17 años en Swissair y desde 2002 en SWISS)

Vuelos de demostración con un avión de pasajeros y la Patrulla Suiza, como se conocen del Trofeo del Lauberhorn, no solo entusiasman a los asistentes locales, sino también a millones de personas que siguen el evento bien de cerca por Internet. Para los tres pilotos del avión SWISS un sobrevuelo de este tipo no es algo rutinario, sino todo un momento estelar. Eso sí: hasta el gran día, hay mucho que hacer. El piloto de SWISS Robert Emeri documentó la fase preparatoria del vuelo espectacular en el Campeonato Mundial de Esquí celebrado en St. Moritz.

A Robert volar siempre le ha provocado la más pura fascinación. Y tras más de 30 años de andadura profesional la cosa sigue exactamente igual: «Mi tío era piloto militar. Siempre me quedaba maravillado con una foto suya que tenemos en casa. Se le veía radiante en su avión militar», recuerda.

onkel.jpg

Lo que Robert aún no sabía en aquella época era que él también volaría más allá de las nubes llevando un uniforme. Pero lo deseaba desde bien pequeño.

uniform_robert.jpg

A Robert le encandilaban los vuelos especiales: «Durante el vuelo, uno se siente como en una película. Cuando culmina la demostración perfecta, entonces llega la relajación... y con ella, ¡la más pura sensación de felicidad!»

Mientras que en un vuelo de línea regular hay dos pilotos sentados en el cockpit, en el vuelo de demostración son tres. Como Comandante de Misión, Robert se sienta delante a la izquierda. A su derecha se encuentra el Copiloto Andres “Res” Müller, que le asiste durante el sobrevuelo. En el tercer asiento del cockpit, el llamado asiento transportín, se encuentra Ivo Vogel, el “piloto de seguridad”. «Es quien tiene la visión general y puede informarnos sobre anomalías». En un sobrevuelo no se activa el piloto automático. Todo el vuelo es dirigido manualmente por Robert. «El CS100 dispone de un sistema de control muy preciso». Todo el vuelo de exposición requiere la máxima concentración de la tripulación de cabina.

ivo.jpg

Piloto Ivo Vogel

gruppenbildersatz_res.jpg

Piloto Andres «Res» Müller

Fase de planificación

La preparación comienza temprano. El vuelo de rendimiento se planifica hasta en su más mínimo detalle. Por ello, las primeras reuniones ya tienen lugar meses antes del propio evento. Desde noviembre de 2016 Robert se reúne con los más diversos departamentos de SWISS para la planificación. Además, los pilotos están en contacto continuo con la Patrulla Suiza y la Oficina Federal de Aviación Civil (BAZL) «Debido a que St. Moritz es una zona montañosa, las preparaciones relacionadas con la ruta exacta incluyendo radios y posibles inclinaciones son minuciosas», explica.

vorbereitung-mit-ps.jpg

Para el antiguo piloto militar es especialmente importante bordar el vuelo de demostración con la Patrulla Suiza, y más al celebrarse precisamente en St. Moritz durante el Campeonato Mundial de Esquí Alpino de FIS. «Crecí en Villards, una zona de esquí situada en el Oeste de Suiza, y consecuentemente estoy estrechamente unido a los deportes de invierno».

kindheit.jpg

Además de diversas reuniones con BAZL y la Patrulla Suiza hay que calcular la ruta y las rutas aéreas para establecer la demostración exacta. Quien piense que esto lo hace un ordenador para los pilotos se equivoca. Todo ello es un trabajo manual... bueno, en este caso, intelectual.

papierkarte.jpg

karte_01.jpg

robert_handgeste.jpg

Junto con Res y el líder de la Patrulla Suiza, Simon “Billy” Billeter, se va retocando la demostración perfecta. «En un mapa de papel marcamos distancias y calculamos velocidades y alturas de vuelo».

Simulador de vuelo

Tras los cálculos, se plasma el plan teórico. Para probarlo también en la práctica uno no se monta directamente en el avión, sino que pasa al simulador de vuelo. Robert pasa el test, pero no lo hace solo: «Me siento con mi equipo de pilotos de SWISS en el cockpit del simulador de vuelo para recorrer toda la ruta». Tras esta prueba, se optimiza la planificación... y se vuelve a probar en el simulador de vuelo. Al completo, se suelen tardar unas 15 horas en hacerlo. «Al final, tenemos el concepto final, que entregamos a la Oficina Federal de Aviación Civil».

flugsimulator_01_neu.jpg

flugsimulator_02.jpg

flugsimulator_03.jpg

robert_1.jpg

El tiempo

El plan puede ser perfecto a más no poder, pero si el tiempo no acompaña, la exhibición de vuelo se cancela. ¿Pero, cuál es el tiempo óptimo en este caso? «Por debajo de 3200 metros no debe haber nubes en la ruta predeterminada», explica Robert. «En los Alpes las condiciones meteorológicas cambian con gran rapidez. Aunque en un principio la cosa no tiene buena pinta, arrancamos de todos modos. Y es que existe la posibilidad de que las nubes desaparezcan hasta el momento del sobrevuelo. Como apoyo, otro piloto de SWISS C Series se encuentra en el área de destino en St. Moritz para comunicar por radio las condiciones meteorológicas exactas a la tripulación del cockpit. En St. Moritz el tiempo suele ser mayoritariamente bueno, y esta vez la cosa hemos tenido la suerte de nuestra parte... excepto el viernes.

wingshot_wette_01.jpg

El gran día

«Me levanto a las 06:00 h., me tomo un café y echo un primer vistazo a las situación meteorológica». Entonces, Robert ya se pone en marcha hacia el aeropuerto. Aquí, el tiempo también es el tema protagonista. Se respira una sensación de alivio: «Las condiciones meteorológicas tienen buen aspecto». Y empiezan las reuniones finales: «Aproximadamente dos horas antes del despegue, la tripulación se dirige al avión. Los preparativos tanto en el interior como en el exterior del avión son los mismos que en un vuelo de línea». Los tres son un equipo compenetrado y por tanto cada uno ejecuta las tareas que le han sido asignadas. Ivo controla si el avión presenta irregularidades en el exterior. Además de la sincronización que debemos tener con la Patrulla Suiza, en el ordenador del cockpit deben realizarse preparativos específicos. Entre ellos, también determinados puntos de ruta que no son comparables con los de un vuelo de línea regular.

vorbereitung_01.jpg

vorbereitung_02.jpg

foto-vorbereitung_03.jpg

C Series sobre St. Moritz

Robert y su equipo salen de Zúrich, la Patrulla Suiza de Emmen. Los aviones se encuentran sobre Samedan. «Fui unas cuantas semanas antes del sobrevuelo a St. Moritz para ver de cerca la topografía de la zona», explica Robert. El vuelo se planificó de forma que el C Series pudiera esperar teóricamente una hora en St. Moritz en caso de producirse retrasos. Y de repente todo ocurre a velocidad vertiginosa: Con plena concentración, la tripulación del cockpit pasa a la acción. Tras el sobrevuelo a Robert le invaden las emociones, y al mismo tiempo siente una gran relajación, mezclada con una gran felicidad: «¡Un momento indescriptible!»

patrouille_suisse_01.jpg

patrouille_suisse_02.jpg

patrouille_suisse_04.jpg

Para los espectadores que asistieron al evento, la exhibición de vuelo de SWISS y la Patrulla Suiza fue un momento estelar inolvidable:

Ofertas